domingo, 2 de enero de 2011

Carta a Evo Morales ( 24 de marzo de 2003 )


Esta carta le fue enviada al entonces diputado Evo Morales por el diputado Luis Eduardo Siles. Fue repartida a los medios de comunicacion, algunos de los cuales la mencionaron.


La Paz, 24 de marzo de 2003


Señor

Diputado Evo Morales Ayma

JEFE DE LA BANCADA DEL MAS

Señor Diputado Morales:

Por tercera vez, luego de escuchar una intervención mía en la Cámara de Diputados, ha respondido usted mencionado a mi familia en términos injuriosos.

No me hago ilusiones sobre el efecto que puede tener en usted la lectura de estas líneas. Quizás reflexione sobre la necesidad de encontrar alguna idea que le permita, o ser propositivo o ser contestatario, pero no continuar con la lógica de quien insulta porque carece de argumentos. Como no tiene éxito en sus protestas, y carece propuestas, lo único que pretende hacer es intentar ofender. Le hago llegar estas reflexiones con la esperanza de que quizás pueda usted dirigirse a alguien que le aconseje, o se ponga a meditar sobre la conexión que debe existir entre lo que uno hace dice y lo que uno hace.

Primero.- Es seguro que usted no conoce a los miembros de mi familia, hecho que es lógico puesto que usted habla de derechos humanos e incita a la violencia, perora sobre el ALCA y no sabe nada de él, habla de paz y destila odio, habla de historia y no sabe nada de historia. Mi familia no es un tema de debate para el parlamento. Sin embargo, le menciono algunos hechos, cosa que por lo menos sepa a quien se refiere.

Cuando usted dice que “hay familias que se dedican a robar como la de Siles” ¿está usted refiriéndose a mi abuelo, Genaro Siles Reyes, que retornó de Europa para pelear en la guerra del Chaco? ¿O a su hermano, el Presidente Hernando Siles Reyes, que intentó evitar el conflicto, o al hermano menor de ambos, Rodolfo que murió resistiendo a los brasileros en la guerra del Acre?

Esta refiriéndose a mi tío abuelo, José Luis Tejada Sorzano, que como Presidente revirtió el curso de la guerra, o a Luis Adolfo Siles Salinas que fue pionero en la defensa de los derechos humanos? ¿ O pretende usted ofender la memoria de mi tío Hernán Siles Zuazo, gestor de la revolución de 1952 o a mi abuela materna Lydia Gueiler tejada, primera mujer presidente de Bolivia ?

Quiero que sepa que mi abuelo materno era paraguayo, de raíces guaraníes, Don Mareiriam Pérez Ramírez y que mi abuela paterna Doña Isabel Vargas Moretto fue una digna mujer orureña que crio a mi padre en la pobreza, lo que no le impidió al crecer para constituirse en uno de los empresarios mas creativos de Bolivia.

Usted no debe saber muchos de trabajo, ni de inversiones, salvo obviamente en lo que concierne a la coca y sus derivados. Mi padre, Luis Eduardo Siles Vargas, construyó emprendimientos financieros, agropecuarios, e industriales con el recurso de su talento, perseverancia y esfuerzo. Esas empresas generaron más empleo y pagaron más impuestos de los que usted jamás soñó que empresas legales podrían hacerlo. Porque mi padre si creía en Bolivia y en los bolivianos.

Luego de su muerte en 1992, el grupo empresarial fue administrado con deficiencias que en última instancia, provocaron su quiebra en 1995. Como consecuencia de ello, mi hermana de padre, María Isabel Siles Alegría, fue detenida, juzgada y procesada, en ese orden. En su oportunidad, dejé constancia de que yo había dejado de ser accionista en todas las empresas en 1993, y por ende nunca se mencionó mi nombre en absolutamente ningún proceso.

Segundo.- A usted le incomoda, es recurrente en sus intervenciones, cada vez que yo utilizo conceptos como “civilizado” o “incivilizado”. En realidad, cualquier reflexión es buena para que usted, sacando groseramente de contexto lo que ha sido dicho, invirtiendo y mezclando el sentido de las palabras, aproveche para hacer relucir sus complejos y su resentida interpretación de las cosas.

Usted habla que yo he dicho que los ciudadanos de origen indígena, son unos animales, que ofendo a los quechuas y aimaras por que los menosprecio, entre otras sandeces. ¡Incluso me ha conminado a que me vaya a España, donde según usted, yo pertenezco! El redactor lo evidencia. No hay peor ciego que el que no quiere ver y no hay peor bloqueador que el que no quiere dejar que los problemas sean solucionados en forma pacífica. Y si no puede bloquear caminos, pretende bloquear los debates, las ideas, la comunicación, el parlamento, los espíritus, incluso bloqueara la buena fe y la verdad. Pero al final se bloqueará usted mismo.

Más allá e la diversidad de orígenes étnicos y culturales que representamos, le reitero lo dicho hace días: Solo una concepción respetuosa de nuestras relaciones entre bolivianos puede asegurarnos un futuro. Solo si sabemos conjugar todo lo fecundo y enriquecedor que hay en cada cultura podemos sumar, generar y consolidar innovaciones. Hay que respetar a los otros, y a los hechos. Hay que someterse a la realidad, plegarse a las exigencias de la vida en común.

Los únicos que incitan al odio racial, a que las heridas de la historia sean mantenidos vivas a como de lugar son usted y algunos de sus seguidores. Pero eso no es Bolivia, usted no tiene el monopolio de la representación de las culturas aimara, o quechua, o de la mayoría mestiza. Usted que representa a un grupo de bloqueadores y a otro grupo de cocaleros no puede arrogarse la exclusividad de la representación nacional.

El parlamento debe ser un escenario de respeto, por lo menos de hidalguía. Alusiones de tipo personal solo reflejan la pequeñez de quien las realiza. Ello no sorprende puesto que usted no ha censurado los actos de bochornosa violencia que algunos de sus partidarios han protagonizado en el Congreso de la Nación. Tampoco nunca dijo nada sobre los asesinatos y atrocidades que algunos grupos en el Chapare cometieron contra policías, muchos tan aimaras y quechuas como cualquiera, ni ha censurado los actos de vandalismo y criminalidad del 12 y 13 de febrero. Ni por habilidad política ni menos por grandeza de espíritu, ha dejado usted de incentivar el resentimiento, la desconfianza, la violencia.

Tercero: La familia tiene para mí una connotación sagrada. Le costara entender esto puesto que para usted lo único sagrado aquí es la hoja de coca y sus derivados. No obstante, le advierto: Si usted insiste en utilizar a mi familia para compensar su falta de argumentos y continua insultando como lo ha venido haciendo, me obligara a recurrir a formas no verbales de hacerle entender que eso es inaceptable. Actuar incivilizadamente, esta al alcance de todos. Eso es lo fácil. Es lo contrario lo que cuesta.

En consecuencia, le sugiero, proponga ideas no insultos. Hágalo por los que votaron por usted.

Luis Eduardo Siles Pérez

Diputado Nacional

2 comentarios:

El Ciudadano dijo...

El problema es que tipos como Evo Morales, García Linera y Sacha Llorenti, al no tener hijos ni esposa juegan al "Guerrillero" o al "Bolchevique" o al "Jacobino", para ellos mejor si mueren como "héroes".

Son clásicos ejemplos del "Fracaso del éxito", es decir gente que en su vida pública logra algo pero en su vida privada no tiene nada. Como una flecha que le da al blanco pero que está partida.

David TTT dijo...

Hola
Soy el webmaster de
Publizida BLOGS es un ranking / directorio de clasificación de blogs en español, creado con el único propósito de dar a conocer los mejores blog's

ALTA DIRECTORIO DE BLOGS

http://01directorio.wandaloop.es