domingo, 15 de febrero de 2009

Carta a Santos Ramirez

Esta carta le fue enviada al señor Santos Ramirez el 14 de Junio de 2005 por el entonces diputado Luis Eduardo Siles. Fue publicada en una solicitada en diarios de circulacion nacional.

La Paz, 14 de Junio de 2005


Señor
H. Santos Ramírez V.
Presidente
Comisión de “Desarrollo Económico”
Cámara de Diputados
Presente.-


Señor Diputado Ramírez:

Al leer los innumerables artículos de la prensa nacional e internacional que le adjunto, no he podido dejar de enviarle la presente, con el objeto que tenga usted la generosidad de aclararme una duda que, al igual que muchos bolivianos, tengo: Ahora que hemos sepultado nuestra potencialidad como nación hidrocarburifera, ¿está usted satisfecho?

Ahora que Bolivia ha pasado de ser un potencial centro energético a nivel regional a convertirse en un agujero negro alrededor del cual hoy se están gestando grandes emprendimientos en los que el país ha perdido la oportunidad de participar, ¿considera usted que su “trabajo” ha concluido o perseverará en su objetivo de terminar con el futuro de todos nosotros, empezando por los mas pobres?

Como se desprende contundentemente de las publicaciones, Bolivia ha perdido su oportunidad de jugar un papel preponderante en la integración energética del Cono Sur, y Carlos Mesa, Evo Morales y usted son, entre otros, los principales responsables de que hayamos hecho lo necesario para perder todos nuestros potenciales mercados nuevos e incrementales a los volúmenes actualmente contratados: California, México, Chile, Argentina y Brasil.

Por otro lado, Argentina, Brasil, Uruguay y Chile están gestionando con gran entusiasmo un acuerdo a través del cual Perú se convertirá en su proveedor de gas en reemplazo de Bolivia. Ningún mercado en su sano juicio (como tampoco la industria nacional o los proyectos que se ansían de industrialización de gas) estará dispuesto a someter sus inversiones y su matriz energética a la politización irracional y a los caprichos con los que usted y sus amigos, destructores del futuro hidrocarburifero nacional, han estado exacerbando resentimientos, instilando demagogia, envenenando el debate, manipulando la información, organizando un referéndum irresponsable y amenazando con juicios a diestra y siniestra.

El Proyecto Pacific Liquiefed Natural Gas ya no existe, para Bolivia y el Perú esta en vías de implementarlo, por lo que percibiría ingresos mensuales que bordearían los 1000 Millones de Dólares. Estos recursos eran vitales para nuestro pais. Nuestros caminos están destruidos y la ciudad de La Paz -la sede de gobierno boliviano- en estado de coma institucional, moral, y económica, cuya recuperación tomará generaciones.

Las inversiones en nuestro país han sido prácticamente descartadas por parte de casi todas las empresas, no solo en materia hidrocarburifera sino en prácticamente en todos los rubros, incluyendo el minero que sufrió una caída en 2005 a pesar de que en toda América Latina subió significativamente. La ley de hidrocarburos que usted y su partido promocionaron en el congreso, una adefesio jurídico y conceptual de principio a fin, producto de un referéndum equivalente, requiere de docenas de reglamentos que el gobierno que ustedes contribuyeron traicioneramente a derrocar no pudo hacer y que el actual difícilmente logrará concertar, ya que usted no conforme con la magnitud de la devastación, quiere volver a cambiar la ley.

Además, la orgía de miedo, incertidumbre e inseguridad que sus huestes violentas han orquestado se prolongará hasta la eventual asamblea constituyente y presumiblemente después de ella, atentando contra las libertades y derechos de los bolivianos. Aquí lo único que ha aumentado, y en un 35% según la ONU, es la producción de cocaína que utiliza como insumo, además de la hoja de coca que sus amigos producen, un hidrocarburo “industrializado”, el kerosén. Algo es algo, dirá usted.

Hasta que el sufrido pueblo boliviano tome conciencia de la magnitud de la irresponsabilidad con la que algunos de sus supuestos dirigentes han actuado. Y tenga usted la seguridad, los imputaran. Pero esté tranquilo, la Historia no da de a dinamitazos ni chicotazos.

Atentamente,

Luis Eduardo Siles Pérez
Diputado Nacional

2 comentarios:

Martha Colmenares dijo...

Me es grato hacerte saber que tu excelente espacio tiene un reconocimiento entre blogueros, el Premio Blog Destemido.
http://www.marthacolmenares.com/2009/02/16/entre-blogueros/
Abrazos
Martha

Irma Velasco Prudencio dijo...

Hola Luis Eduardo.

Felicidades por el premio y sobre todo por esta carta llena de dolorosas verdades.
Muy acertado incluir a Carlos Mesa entre los culpables de este caos.
Un saludo.